viernes, 11 de octubre de 2013

Adaptemos y adoptemos la tecnología, sin llegar a ser sus esclavos.


ADAPTEMOS Y ADOPTEMOS LA TECNOLOGÍA,

SIN LLEGAR A SER SUS ESCLAVOS


     ¿Qué sería de nuestras vidas sin celular, correo electrónico, Facebook, tarjeta de crédito, cajero automático, y demás servicios y aparatos electrónicos y de telecomunicaciones que tenemos ahora?


     ¿Ha pensado cómo dependemos de ellos?, hace unos 10 años vivíamos tranquilos y con mayor privacidad sin esos aparatos o servicios, ¡pero ahora los hemos convertido en imprescindibles!


     ¿Cuántas veces ha salido de su casa, va para la oficina y se da cuenta que olvidó su celular?, seguro que aunque sea tarde ha regresado por él.


     ¿Para qué lo tenemos encendido en una reunión, en la universidad o en la Iglesia?, ¡si sabemos que es inoportuno contestar allí!, ¿porque puede ser una llamada importante?, pues si es importante con mayor razón nos llamarán de nuevo.


     Hemos pensado: cuando me conecto al Facebook lo hago “desconectado” pues no quiero platicar con algunos “amigos virtuales” quienes al verme conectado me saludarán.  Entonces ¿para qué tengo tantos contactos?, seguro que a algunos de ellos ni los conozco, o les platico en muy pocas ocasiones.


     Pero qué pena eliminar a alguien a quien pueda ver en la calle o en el trabajo pues eso podría entenderse como “ya no te considero mi amigo(a)”.


     ¿Entonces para qué tenemos en el facebook a taaantos contactos?, ¿por competencia?, ¿porque así no nos sentimos solos(as)?, ¿…?


     Respecto al dinero electrónico, siempre llevamos nuestra tarjeta de crédito y de débito, confiando que a donde iremos funciona correctamente el POS y que hay cajeros automáticos. Y qué pena si al pagar nos dicen “disculpe, por el momento no aceptamos tarjetas”, ¡qué pena!


     También, es más seguro y rápido pagar impuestos por medio de BancaSAT que ir a hacer cola al banco o darle el dinero al contador(a).

 

Conclusión:

A la tecnología debemos adoptarla y adaptarnos a ella, sin volvernos sus esclavos.

 

Edgar Guzmán

 

Publicado en:
Periódico La Noticia
19/oct/2009