martes, 15 de octubre de 2013

Estamos en una generación de transición

ESTAMOS EN UNA GENERACIÓN DE TRANSICIÓN

Hace apenas dos generaciones, las mujeres solo valían para:
·        Tener hijos.
·        Atender al marido.
·        Aguantar sus infidelidades y borracheras.
 
     Ahora las féminas son profesionales, trabajadoras e independientes, pueden vivir sin depender del género masculino, ¡qué bien!
 
     Aunque todavía hay mujeres y hombres que aguantan cónyuges que les peguen, traicionen y/o que lleguen borrachos(as), ¡qué mal!
 
     ¡Ánimo!, su integridad e hijos valen mucho más que las palabrerías del pueblo y seguro que saldrán adelante, con poco o mucho esfuerzo, y con apoyo de Dios lo lograrán.
 
     Ahora es tan común ver a mamás o papás solteros, divorciados o viudos que viven solos con uno o varios hijos.
 
     Los niños y niñas se están acostumbrando a estar solos e interactuar con aparatos electrónicos más que con otros infantes, pueden pasar horas entretenidos con la televisión, DVD y juegos electrónicos, lo que da ventaja a padres y madres el dedicarse a otras actividades... y abandonarlos.
 
     En la década de los 70s la hora de dormir era a las 7 ú 8; ahora los niños y niñas por quedarse viendo tele y esperar a su papá y/o mamá que vuelvan de la universidad, trabajo o fiesta, se acuestan después de las 10, al siguiente día cuesta mucho levantarlos para ir al colegio, y no duermen las ocho horas mínimas que les corresponde por salud.
 
     Mis hijos no se imaginan un mundo antiguo, a veces me preguntan cómo era, les cuento:
·        Cuando yo era pequeño no existían las computadoras, había pocas caricaturas en los únicos dos canales de televisión que se veían en Xela: 7 y 11, en el colegio nos castigaban y pegaban los maestros.
·        Cuando mis papás eran pequeños no existían los cines, ni el plástico, ni teléfonos, la tele era en blanco y negro, los juguetes eran de madera o trapo, y había muy pocos superhéroes.
·        Cuando mis abuelos eran pequeños los espectáculos para niños eran con títeres, no había televisores, y muy pocos tenían carro.
·        Cuando mis bisabuelos eran pequeños no existía la electricidad, la gente se movilizaba en caballo.
 
¿Qué habrá en las próximas generaciones?

Edgar Guzmán
fractal12@gmail.com

Publicado en:
Periódico La Noticia, 5-oct-2009